Rastas y Sauna

¿Eres fan de la sauna pero dudas de si, ahora que tienes rastas, es conveniente ir a la sauna? En este blog leerás consejos prácticos para tu sesión de sauna. ¡Porque incluso con rastas puedes relajarte!

Ata tus rastas en un moño    Sauna

Cuando visitas la sauna es cómodo unir las rastas hacia arriba en un moño. Empieza por el cuello sin dejar rastas sueltas pegadas al cuerpo. Además, también se pueden mantener secas fácilmente de esa manera. No importa mucho si se mojan, pero si estás todo un día en la sauna,  no es bueno que las rastas estén todo el día húmedas y goteando constantemente.

¿Vas a relajarte en un sillón? Entonces pon el moño sobre un cojín :)

Echa un vistazo a este vídeo para ver cómo se puede hacer fácilmente un moño con las rastas:

¡Las rastas de lana pueden encoger!

¿Usas rastas de lana? ¡Ten en cuenta que las rastas de lana mojadas pueden encoger a altas temperaturas! Al igual que las prendas de lana encogen cuando se lavan demasiado calientes, ¡puede pasar también con las rastas de lana! ¿Vas a una sauna caliente? Hazlo preferiblemente con rastas secas, pues el calor las afecta menos.

El calor puede deformar las rastas sintéticas    Sauna

Las rastas sintéticas también se ven afectadas por el calor, pero no encogen. Un método para hacer rastas sintéticas es, por ejemplo, aplicando vapor caliente.  Las rastas también se rizan al aplicar vapor caliente. Cuando has estado en una sauna muy caliente y tenías las rastas en una trenza o recogidas en un moño, puede que se ricen o deformen. ¡Esto es definitivamente algo a tener en cuenta!

Devolver la forma de las rastas después de la sesión de sauna

¿Hay rastas con rizos después de la sauna? El consejo más práctico para recuperar la forma es el siguiente:

·   Lava las rastas después de la visita sauna, ya que a menudo están mojadas y tienen un poco de sudor. Así se refrescan al instante. Toma una ducha después con agua caliente,  y los rizos quedan eliminados.

·   ¿Todavía quedan rizos? Usando el secador seca las trenzas con algo de calor y tira de la parte recta para que tomen forma de nuevo. Nota: ¡esto no se aplica a las rastas de lana!

¡Que te relajes y disfrutes de tu día en la sauna!

Posted by in Rastas

Post Comments

Enviar el comentario




* Campos Obligatorios